CONTACTO
Nombre y apellidos Ignacio Belanche Roche, (Presidente)
Dirección Aptdo. 31, 44580 Valderrobres
Telf.
Email pladema@hotmail.es
Web

Un poco de nuestra Historia:

Entre los años 1995-1997, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) decidió aprobar y ejecutar el bombeo de aguas sobrantes de invierno desde la confluencia de los ríos Ulldemó y Matarraña, en el término de Beceite (Teruel), hasta el Pantano de Pena.  Se trataba de una actuación de urgencia cuyo objetivo era acumular caudales en cabecera que ayudaran a asegurar las campañas de riegos de la cuenca baja, Mazaleón, Maella, Fabara y Nonaspe, a la espera de la solución definitiva, el pantano de Torre del Compte.

En el momento en que se iniciaron los trámites administrativos y los primeros movimientos de tierras surgió una gran oposición vecinal, principalmente entre los propietarios míseramente expropiados de Beceite con Pilar Blanc a la cabeza.  Conforme se fueron sucediendo los acontecimientos, los vecinos de Valderrobres se unieron a la protesta al entender que las obras iban a afectar negativamente tanto al río como al entorno natural y que iban a suponer una inversión millonaria que no iba a solucionar la problemática de la escasez del recurso.  Los profesores universitarios Pedro Arrojo, Javier Martínez Gil y José Javier Gracia aportaron razones basadas en datos lo que venía a corroborar lo que gente del terreno experta en el río, como Juan José Latorre,  resumían así de sencillo: “Cuando no baje agua no podrán bombear.  Y cuando baje la barrumbada tampoco”.  Si a este cúmulo de despropósitos añadimos los 3 meses largos que las obras y el pueblo estuvieron tomados por las fuerzas del orden público, el resultado fue un esperpento real como la vida misma.  Hubo dolor, lágrimas, amenazas, prepotencia y falta de dialógo.

En este contexto nace la Plataforma en Defensa del Matarraña (PLADEMA) en 1998, integrando a personas de Beceite y Valderrobres, principalmente, pero a la que se fueron añadiendo paulatinamente gente de toda la comarca: La Fresneda, Calaceite, Alcañiz, …  Entre los aspectos positivos de las movilizaciones destacó el de la toma de conciencia del valor del río como patrimonio natural. Por ello, uno de los principales objetivos que nos planteamos fue el de velar por la conservación del ecosistema del río Matarraña y sus afluentes.  En ese sentido,  PLADEMA solicitó y consiguió la declaración de LIC (Lugar de Interés Comunitario) al Dpto. de Medio Ambiente de la DGA, puesto que la cuenca del Matarraña cumplía con los requisitos de flora y fauna que la Comunidad Europea recogía en su normativa.  Nuestra asociación se convirtió en interlocutor válido tanto ante las distintas administraciones como con nuestros sedientos vecinos del Sindicato de Riegos.  Fruto de la mediación de la Fundación Ecología y Desarrollo y de la paciente labor de Juan José Moreno “Falgás”  junto a CHE, Sindicato, Ayuntamientos, …se firmaron los Acuerdos de Fabara en 1999.  Esto posibilitó la construcción de las balsas de La Trapa y Vall Comuna, hoy ya una realidad.

En octubre del año 2000, una riada de considerables proporciones arrambla con las instalaciones del bombeo, llegando el nivel del agua hasta el tejado de la edificación que alberga las bombas.  Desde la primavera de 1998 hasta entonces, apenas se había elevado 1Hm3 de aguas sobrantes sin importar la época del año, siempre que lo permitió el caudal.  Las previsiones de las gentes de la cuenca alta se habían cumplido y en la cuenca baja se dieron cuenta que se había perdido el tiempo y el dinero en esta infraestructura.

Posteriormente se logró alcanzar el Dictámen del Río Matarraña que se entregó a la Comisión de Conflictos de la Comisión del Agua de Aragón el 27 de julio de 2005 en La Fresneda.  En ese Dictámen, posteriormente aprobado por la Comisión del Agua el 4 de abril de 2006  y bendecido por el Ministerio de Medio Ambiente como modelo de “resolución de conflictos” se contemplaban la construcción de dos nuevas balsas,  Vall de Beltrán y Vall de Figuera, y una posible regulación en el Tastavíns y el Algars (afluentes del Matarraña), procesos actualmente en marcha. También se acordaba desmantelar las instalaciones del bombeo de Beceite y restituir su aspecto original a dicho entorno.

El 30 de abril de 2008, la Confederación Hidrográfica del Ebro nos convoca a una reunión sectorial para, a partir de un documento inicial denominado Plan Hidrológico del Río Matarraña, realizar aportaciones al Plan de Cuenca.  Algunas de las más importantes aportaciones, reivindicaciones todas de nuestra asociación,  son las siguientes:

-Depuración de Aguas residuales, mejoras en las EDAR

– Aprovechamiento de Aguas Pluviales

– Cumplimiento de Caudales Ecológicos

-Rechazo al abastecimiento de agua de boca desde el pantano de Pena

– Ampliación de la zona LIC a toda la cuenca

– Control sobre los usos y abastecimientos de aguas subterráneas

– Revegetación entornos extracción de áridos

– Plan de restitución de la Vall Comuna

– Incorporación del Dictámen del Río Matarraña al Plan Hidrológico del Río

Finalmente, el 23 de enero de 2010 tiene lugar la Inauguración del Monumento al Diálogo Hidráulico en el antiguo espacio que ocupaban las instalaciones del bombeo, desmanteladas en virtud de los acuerdos de Fabara.

A partir de ahora, tal y como comentamos en las conclusiones, intentaremos trabajar en el Contrato del Río Matarraña.

Conclusión:

Desde la plataforma intentamos armonizar los usos del río (agrícolas, ganaderos, industriales, turísticos, agua de boca) … con la esencia del río: ser un río vivo.

En este sentido,  iniciamos en el 2010, junto con la Confederación Hidrográfica del Ebro (la administración) y los distintos usuarios (regantes, ayuntamientos, ganaderos, …),  un proceso denominado Contrato de Río que pretende que todas las partes que tienen que ver con el río se sienten a la mesa, debatan y lleguen a acuerdos sobre lo que es posible hacer y no hacer en el río.