Etiquetas

Teruel Existe denuncia los incumplimientos del Plan Teruel

Los incumplimientos del presidente del gobierno con el plan Teruel
El Plan específico de Teruel con 577 mll € es el menor de todos los planes que ha puesto en marcha el Presidente Rodríguez Zapatero. Disponen de él Extremadura (3.927 mll €), Galicia (12.400 mll €) y Soria (1.078 mll € con la aportación de su Comunidad Autónoma). Nació como fruto de la presión ciudadana iniciada con el Paro General de la provincia del año 2000 y de dos visitas de Zapatero a Teruel capital, siendo líder de la oposición. En la segunda visita (abril de 2003) solicitó a Teruel Existe y a los Agentes Sociales un listado de 5 grandes proyectos de infraestructuras para realizarlas si llegaba a Presidente pronunciando las siguientes palabras: “me siento a partir de hoy comprometido con esta tierra”. Al tiempo que se comprometió a estudiar el proyecto del Ave por Teruel asegurando: “El Gobierno tiene que considerar todas las opciones.. y poner encima de la mesa los estudios oportunos.. y no cerrarse a ninguna opción. Yo no estoy cerrado a la opción que Teruel reclama”. Nada más llegar a Presidente en su discurso de investidura dijo: “creo que tenemos que hacer desde el Gobierno el mayor esfuerzo con Teruel”. Y un año más tarde anunció la elaboración del Plan con estas palabras: “vamos a corregir el déficit acumulado a lo largo de decenios de abandono con un Plan especial para la provincia de Teruel”. Pero, tan sólo dos meses más tarde Teruel comprobó que el Presidente no es un hombre que cumpla su palabra. La Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez junto con Marcelino Iglesias anuncian la realización del corredor ferroviario Norte – Mediterráneo para ocultar la negativa a estudiar el proyecto del Ave por Teruel que se comprometió y que hubiera permitido al mismo tiempo enlazar a Teruel con Valencia y con Madrid por ferrocarril en 2010. Es decir, de un plumazo nos habían cambiado “un pájaro en mano (toda la línea Madrid – Valencia está a día de hoy en obras) por un ciento volando” (no se ha realizado ni tan siquiera el Estudio funcional del Norte – Mediterráneo). Ni que decir tiene que esa conexión formaba parte de los 5 puntos solicitados por Zapatero. Desde su presentación en octubre de 2005 aseguramos que no se ajustaba a lo prometido por el Presidente del Gobierno. No hace el mayor esfuerzo (en la Expo 2008 se van a gastar casi el doble -800 mll de €-), no corrige el déficit acumulado y no recoge los 5 puntos entregados al Presidente. Olvida las grandes infraestructuras para la integración de Teruel en los grandes ejes de comunicaciones, no contempla medidas para mejorar las necesidades de servicios esenciales de los pequeños municipios y sobre todo no existe un compromiso a largo plazo integrando a Teruel en los planes de infraestructuras (PEIT). Además mientras por un lado nos da, por otro nos quita al reducir los fondos Miner que la provincia recibía hasta la fecha (250 mll de € menos). Cuando estamos a punto de cumplir el primer año de vigencia del Plan Teruel es el momento además de evaluar su cumplimiento, barómetro que nos indicará si al menos el “listón” puesto por el propio Presidente es capaz de cumplirlo. En materia de carreteras el Plan para 2006 tan sólo contemplaba la realización de 10 variantes de poblaciones turolenses de las que hasta la fecha tan sólo se ha avanzado en sus fases en 3 (Alcañiz, Utrillas y Villalba Baja) y sólo la primera se encuentra a punto de iniciar sus obras, de las otras 7 nada se sabe. Se esperaba el avance de la N-330 Cuenca – Teruel, paralizada desde hace casi 4 años. El Plan en 2006 debería haber licitado todos los proyectos de la Autovía Cuenca – Teruel y actualizado la reforma de la vieja carretera entre Teruel y Ademuz, pero nada se ha hecho. Tampoco se han iniciado las obras en la N- 232 entre Ráfales y el límite de Castellón. En conclusión, avances en 3 variantes y un repintado de carreteras es un balance muy escaso para el primer año de un plan que tanto esperaban los turolenses. Respecto al ferrocarril, las actuaciones del gobierno no despejan su futuro. A la penosa situación de la estación de Teruel se une los incumplimientos de los acuerdos del convenio DGA-RENFE para modernizar un material rodante que se encuentra en un estado lamentable. Mientras las quejas de los usuarios se suceden, los responsables no buscan soluciones. En cuanto a la infraestructura, ya sabemos que entre Teruel y Zaragoza no existirá de momento Alta Velocidad pues en los dos tramos más complicados no van a modificar ni pendientes ni trazados. Mientras el ritmo de las obras es igual o más lento que el del anterior Gobierno. Los tramos licitados por el PSOE siguen con plazos de ejecución muy largos (hacer 18 kms en 30 meses) al que se suman incluso paralizaciones como el tramo Teruel – Cella al necesitar reformarse nada más aprobarse por la falta de diligencia del Gobierno de Aragón para solicitar la incorporación del ferrocarril en PLATEA. Lo único destacable de este año es la duplicación del Fondo Especial de Teruel (60 mll de € -incluyendo la aportación del Gobierno de Aragón), pero ese fondo se crea para compensar la exclusión de Teruel de los Fondos Europeos Objetivo 1 y del Fondo de Compensación Interterritorial y su cuantía no llega ni por asomo a lo que está recibiendo cada año por ejemplo las provincias de Castellón y Valencia (250 mll de € cada una). Además con ese fondo se hace todo: la ciudad del motor, Dinópolis, Platea, vía perimetral … hasta las carreteras de titularidad autonómica. Respecto a las ayudas empresariales prometidas, el malestar es mayúsculo. El Ministerio de Industria aseguró a los empresarios turolenses que “Teruel recibiría un trato prioritario”. Tamaña afirmación que rozaba en lo inconstitucional al contemplar la “arbitrariedad de los poderes públicos” en la concesión de subvenciones, nos ha dejado nuevas sorpresas: la exclusión de 33 proyectos presentados por empresas turolenses según la subdelegada porque “presentaban defectos de forma”. En definitiva, un plan a corto plazo de pequeñas obras ordinarias, con una dotación insignificante que no resuelve el déficit histórico y que sigue condenando a la provincia de Teruel a luchar en un libre mercado en clara desigualdad y que por tanto difícilmente puede suponer la recuperación poblacional que la provincia necesita. Sencillamente un plan que supone una tomadura de pelo para todos los turolenses.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.