Etiquetas

El Papel de los Agentes Sociales

Agentes Sociales. Papel social o intrumento del poder
Sorprende que si se busca el vocablo “Agente social” en el diccionario de la Real Academia no se encuentre, máxime por la relevancia que juegan en la defensa de los intereses colectivos o sociales. Existen definiciones de otros “Agentes”, como los de bolsa, secreto, comercial o fiscal, pero no el “social”. Es de justicia reconocer, aquí y ahora, ese papel social a los Agentes Sociales de la provincia de Teruel, sobre todo el desempeñado desde el 1 de diciembre de 1999 hasta nuestros días, y en especial, la importancia decisiva en el Paro General del 29 de noviembre de 2000 de toda la provincia, dónde junto a toda la ciudadanía demandaban a los poderes públicos un mejor trato para Teruel. Sin su papel social aglutinador, y su esfuerzo, nada de eso se hubiera conseguido y es seguro que casi ninguna de las inversiones que han llegado a la provincia se hubiera materializado. Pero ese papel desempeñado ha sido muy desigual en el tiempo. Desde la fuerza y la convicción en sus peticiones junto a los deseos de la ciudadanía de sus inicios, pasando por momentos en los que parecía prevalecer un cierto resquemor a que otros ocuparan su posición reivindicativa o a la aparición de injustificados personalismos, hasta, en los últimos tiempos, llegar a convertirse en un instrumento más del poder para intentar dar credibilidad o validez a los planes del Gobierno de turno. De esa última etapa sería deseable también que desaparecieran los intentos, abonados desde el poder, para dividir y aislar a aquellos Agentes Sociales más díscolos o reivindicativos, a aquellos que no comulgaban con ruedas de molino, o simplemente, a aquellos que no se dejaban amedrentar con la posible amenaza de la pérdida de la subvención que les da de comer. Sencillamente porque dichas prácticas están muy lejos de ser consideradas democráticas. Los intentos del poder por minimizar el papel social y controlar a los Agentes Sociales ya se inician con el entonces Ministro de Fomento, Álvarez Cascos, en sus visitas a Teruel, continúan con los intentos de aislar a la Cámara de Comercio por parte del Gobierno autonómico y culminan con la pantomima de las Comisiones de Seguimiento del Plan Específico de Teruel. La sociedad turolense necesita tener unos Agentes Sociales capaces de discernir entre lo políticamente correcto, la cercanía, la dádiva o la palmada política y la necesaria fuerza reivindicativa que toda sociedad necesita. Precisamente ahora que se acerca el fin de la legislatura y el cumplimiento del Plan Específico de Teruel es el momento de recordarles las palabras de un turolense, Manuel Pizarro: “un pueblo que no reivindica es que no cree en su futuro”. Y ese futuro, queramos o no, también está en sus manos. Sinceramente esperamos y deseamos que prevalezca su papel social en nuestra sociedad. Fco. Juárez. Portavoz de Teruel Existe.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.